La nueva convergencia: cómo las plataformas digitales están cambiando el periodismo [reseña]

Fuente: informe reseñado

El Tow Center for Digital Journalism ha publicado un informe de casi cien páginas, con el título The Platform Press: How Silicon Valley reengineered journalism, sobre la influencia de redes como Facebook, Twitter, Instagram y otras, en la difusión del periodismo y, por tanto, en el periodismo a secas.

De hecho, de acuerdo con el informe, la influencia de las plataformas de medios sociales, de las que llegan a contar hasta 21, está teniendo un mayor efecto en el periodismo que incluso el que supuso en su momento pasar del papel al digital.

Según el informe, ha tenido lugar una rápida toma del rol de editores tradicionales por parte de empresas como Facebook y Twitter pero también por parte de buscadores como Google, que no muestra signos de desaceleración. El problema es que, a la vez, plantea serias dudas sobre cómo se financiarán los costes del periodismo, puesto que son las plataformas las que atraen la inversión en publicidad, ¡y no los medios que producen la información!

La cuestión es que estas empresas han evolucionado mucho más allá de su papel original como meros canales de distribución. Ahora controlan no solamente lo que el público ve, sino que deciden sobre los formatos y sobre la clase de contenidos que triunfan en las redes.

El informe asegura que la búsqueda de público, provoca que los editores de los medios continúen llevando su periodismo a estas plataformas, a pesar de que no garantizan el retorno de la inversión.

Señalan que, de este modo, parece que la publicación ya no sea la actividad principal de ciertas organizaciones periodísticas y que esta tendencia continuará “en la medida que las compañías de noticias renuncien a las funciones tradicionales de los editores”.

Este informe intenta trazar así los rasgos de una nueva convergencia: la que se está produciendo entre el periodismo y las plataformas tecnológicas.

Argumenta el estudio reseñado que, en el lapso de 20 años, el periodismo ha experimentado la enorme influencia de tres cambios significativos en los modelos de negocio y distribución:

  • El paso de lo analógico a lo digital

  • La web social

  • El predominio de los móviles

Esta última fase, que aglutina a las otras dos, ha propiciado que  las grandes empresas tecnológicas dominen el así llamado “mercado de la atención” (la publicidad) y ha forzado a las organizaciones de noticias a repensar sus procesos y estructuras.

Fuente: informe reseñado

Principales hallazgos

A continuación, dado su interés, reproducimos las principales hallazgos del informe, manteniéndonos, como en el resumen anterior,  apegados a su literalidad:

  • Las plataformas tecnológicas se han convertido en editores en un corto espacio de tiempo, dejando a las organizaciones de noticias confundidas acerca de su propio futuro. Si la velocidad de convergencia continúa, es probable que más medios de comunicación dejen de publicar (distribuir, hospedar y monetizar) como actividad principal.

  • La competencia entre plataformas para lanzar productos para editores está ayudando a las redacciones a llegar a audiencias más grandes que nunca. Pero las ventajas de cada plataforma son difíciles de evaluar y el retorno de la inversión es inadecuado. La pérdida de marca, la falta de datos de la audiencia y la migración de los ingresos publicitarios siguen siendo preocupaciones clave para los editores.

  • La influencia de las plataformas sociales moldea el periodismo mismo. Al ofrecer incentivos a las organizaciones de noticias para determinados tipos de contenido, como el video en directo, o dictando la actividad de los editores a través de los estándares de diseño, las plataformas son explícitamente editoriales.

  • Las “noticias falsas”, una de las revelaciones de las elecciones de 2016, han obligado a las plataformas sociales a asumir una mayor responsabilidad de las decisiones de publicación. Sin embargo, esto es solo una parte de la cuestión más amplia, a saber. que la estructura y la economía de las plataformas sociales incentivan la difusión de contenidos de baja calidad. El periodismo con alto valor cívico -el periodismo que investiga el poder, o que llega a las comunidades marginadas y locales- es discriminado por un sistema que favorece la escala y la “compartibilidad”.

  • Las plataformas se basan en algoritmos para ordenar y orientar el contenido. No han querido invertir en la edición humana, para evitar tanto el costo como la percepción de sesgo. Sin embargo, los matices del periodismo requieren un juicio editorial, por lo que las plataformas tendrán que reconsiderar su enfoque.

  • Se requiere mayor transparencia y rendición de cuentas de las plataformas. Mientras que las noticias pueden llegar a más gente que nunca, por primera vez, la audiencia no tiene manera de saber cómo o por qué les llega, cómo se usan los datos recopilados sobre ellos o cómo se manipula su comportamiento en línea. Y los editores están produciendo más contenido que nunca, sin saber a quién está llegando o cómo, sino que están a merced del algoritmo.

     

Algunas conclusiones

A su vez, el informe propone también algunas conclusiones y consideraciones generales, aunque hay todavía más interrogantes que certezas. Como en los otros apartados de esta reseña procuramos mantenernos muy ajustados a su literalidad:

  • A raíz de las elecciones, se ha visto que existe la oportunidad de centrar la atención en el poder tecnológico y el periodismo en acción. Hasta hace poco, la posición por defecto de las plataformas (y especialmente Facebook) ha sido evitar las caras y exigentes responsabilidades que conlleva ser editores. Las plataformas, lideradas por Facebook y Google, han sido proactivas en el inicio de iniciativas enfocadas en mejorar el ambiente de noticias y temas de alfabetización de noticias. Sin embargo, aún quedan por resolver cuestiones más estructurales.

  • Para que las organizaciones de noticias sigan siendo entidades autónomas en el futuro, habrá que invertir las tendencias de consumo de información y los gastos de publicidad o una importante transferencia de riqueza de las empresas tecnológicas y los anunciantes. Algunos editores están viviendo lo que se denomina un Trump Bump con suscripciones y donaciones que ha aumentado  después de las elecciones, y hay evidencia de esfuerzos renovados para crear audiencias y flujos de ingresos lejos de los negocios de las plataformas intermediarias. Sin embargo, es demasiado pronto para decir si esto representa un cambio sistémico en lugar de una ondulación cíclica.

  • Las organizaciones de noticias enfrentan un dilema crítico. ¿Deberían continuar el costoso negocio de mantener su propia infraestructura editorial, con audiencias más pequeñas pero un control completo sobre los ingresos, la marca y los datos de la audiencia? O, ¿deberían ceder el control sobre los datos de usuario y la publicidad a cambio del crecimiento significativo de la audiencia ofrecido por Facebook u otras plataformas? 

Impedimentos estructurales: cuatro factores clave

Un último apartado del informe señala lo que denominan “Impedimentos estructurales” para responder de forma afirmativa a los desafíos que las plataformas suponen para el periodismo. Señalan en total cuatro factores clave.

El informe proporciona un título o enunciado a cada uno de los cuatro factores y después presentan consideraciones. Presentamos tales enunciados y un resumen de las consideraciones de cada uno de ellos, volviendo a insistir en que procuramos mantenernos en la literalidad:

  • Cómo informar sobre un sistema de poder, si el periodismo está incrustado dentro del mismo

    SiliconValley sostiene que las plataformas empoderan a los individuos. Pero la principal forma en que las empresas han ganado dinero vendiendo datos sobre el comportamiento de sus usuarios (…).

  • Fijar incentivos para el periodismo de calidad en la web social

    En las plataformas, todo el contenido se atomiza en categorías monetizables (anuncios, contenido patrcinado, actualizaciones personales, etc) y comprado y vendido de la misma forma. No hay recompensa por el periodismo de calidad, solo por la escala (…).

  • Resolver las dificultades de la edición a gran escala

    Las plataformas se basan en algoritmos porque deben funcionar a gran escala. El problema es que mientras un juicio humano puede filtrar fácilmente una noticia que es obviamente falsa, es mucho más difícil para un algoritmo (…).

  • El papel de las políticas públicas y las regulaciones

    Tim Berners-Lee sugirió recientemente en una carta abierta que los principios sobre la que construyó la World Wide Web hace 28 años está hoy amenazados por la pérdida de datos personales, la difusión de la información errónea y la evolución de la publicidad política. Para combatirlos, argumentó, se requerirán esfuerzos para proteger la privacidad personal, construir sistemas alternativos de pago y sistemas de vigilancia gubernamental. Existe un fuerte argumento para una mayor transparencia en el funcionamiento de los algoritmos y una mejor regulación de las campañas políticas (…).

Finalmente, en los anexos, el informe explica la metodología seguida para la elaboración del mismo e incluyen una línea del tiempo (timeline) del desarrollo de las plataformas tecnológicas desde el año 2000 hasta nuestros días.

La referencia:

Emily Bell, Taylor Owen, Pete Brown, Codi Hauka, Nushin Rashidian. The Platform Press: How Silicon Valley reengineered journalism. Tow Center for Digital Journalism. Columbia Journalism School, 2017 [Acceso: towcenter.org > the-platform-press]


Recomendamos vivamente la lectura atenta del informe completo a todos los interesados en los importantes temas que aborda.

Para descargar el informe completo:

Portada de la versión pdf del informe reseñado

 

A %d blogueros les gusta esto: